91 590 10 10

¿SE CONSIDERAN LOS GASTOS DE GUARDERÍA EXTRAORDINARIOS?

¿SE CONSIDERAN LOS GASTOS DE GUARDERÍA EXTRAORDINARIOS?
La cuestión del encabezamiento no es baladí y de hecho no son pocos los clientes que se han acercado a nuestro despacho en Madrid haciéndonos la misma o similar pregunta. En realidad, lo más frecuente es que se pregunten qué gastos se entiende que se encuentran inmersos dentro de lo que es una pensión de alimentos.

 En ese contexto, suelen dudar.  
¿Cuáles son los gastos ordinarios? 
¿Y cuáles los extraordinarios? 
¿Son ordinarios o extraordinarios los gastos de guardería?

 En primer lugar, cabe aclarar que entendemos que son gastos ordinarios todos aquellos que tienen un carácter periódico y previsible, tales como los imprescindibles para el sustento, habitación, vestido, y asistencia médica; así como los relativos a la educación y formación, o embarazo y parto; siendo satisfechos todos ellos mediante el importe de la pensión de alimentos.
Dicho lo cual, en el Código Civil vienen expresamente recogidos los precitados gastos de educación. A este respecto, cabe señalar que la asistencia a guardería, pese a no tratarse de una institución educacional obligatoria, suele considerarse como un gasto educacional, y por consiguiente como un gasto ordinario.

No obstante, resulta trascendental establecer con precisión y detalle en el Convenio Regulador todos aquellos conceptos que van a integrar la pensión de alimentos, siendo para ello muy importante especificar qué gastos van a quedar cubiertos con el pago de la cuantía fija de la pensión y cuáles irán al margen, y esto de cara a evitar posteriores y posibles desencuentros.

Por tanto, ¿qué cabe concluir a este respecto? Que lo aconsejable es establecer de forma concreta la contribución con carácter general y la forma en la que cada progenitor va a contribuir en relación a los gastos extraordinarios de sus hijos. De todas formas, será importante saber cuál es el motivo de que los menores acudan a la guardería, así como la situación en la que se encuentre el progenitor que en ese momento deba hacerse cargo de ellos.

Ya que en aquellos supuestos en los que el motivo de que los menores acudan a la guardería sea laboral, deberán considerarse como ordinarios todos aquellos gastos que lleve aparejados dicho servicio de guardería. Sin embargo, si el motivo estriba en la necesidad de uno de los dos progenitores de tener más tiempo libre, por ejemplo, no está para nada claro que el gasto derivado del servicio de guardería deba ser asumido por ambos.

En resumen, ¿tiene dudas sobre si en su caso concreto el servicio de guardería se consideraría un gasto ordinario o extraordinario? Acuda a nuestro despacho en Madrid, y le ofreceremos la respuesta que mejor se ajuste a sus circunstancias.
Safe Creative #1702080262000

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información